martes, 24 de marzo de 2009

SE VAN LOS JURAMENTADOS... SE VAN

-


De donde la Tierra se acaba
y allá, cuando la Mar empieza,
parten los Juramentados
a completar su proeza.

Cargaditos de ilusión,
van en busca de aventuras.
Nada pesa en sus monturas,
les puede más la emoción.

Emprenden cinco el Camino
como antiguos caballeros
que alcanzarán su destino
sin decir nunca "No puedo".

Mil entuertos les esperan,
los afrontarán con tiento.
No temen al frío, ni al viento,
ni a sorpresas que vinieran.

Dispuestos a darlo todo,
el Camino por razón,
en conseguir su tesoro
pondrán empeño y tesón.

Vayan con buena ventura,
que alguien siempre les espera,
y habrán hallado fortuna
al llegar a Compostela.

(Miguel Aradas)



Para volver al índice de etapas, clicar AQUÍ
-

lunes, 23 de marzo de 2009

Equipo para el Camino en Bici T.T.

-
Con la misma filosofía que las entradas anteriores referentes al Camino de Santiago en bici, es decir, servir de ayuda al que la pueda necesitar para emprender este ilusionante reto, dejo aquí una relación del equipo que hemos considerado necesario. Dado que lo llevaremos sobre la bici durante toda la ruta, el criterio que hemos elegido ha sido cargar sólo lo imprescindible para esta época del año, aunque si hemos estado acertados o no lo dirá el desarrollo posterior de esta pequeña aventura. Aún así, sumando los recambios indispensables de ropa, nos juntamos con una carga que ronda los 12 Kg. de peso.

Elementos de Transporte:

- Bicicleta de montaña (pedal automático), transportín, alforjas con funda impermeable, pulpos de goma, botella.
- Candado, juego de llaves, spray antipinchazos, bombín de inflado, cámara de repuesto, desmontable de ruedas, parches, spray de engrase, tronchacadenas, eslabones de cadena, zapatas de freno, cepillo.

Vestuario de ruta:

- Zapatillas con calapiés, casco, gafas, guantes, culotte largo, camiseta interior térmica, chaquetilla cortavientos, calcetines, braga de cuello, chubasquero, crema solar.

Vestuario de descanso:

- Forro polar/jersey, pantalón/chandal, camiseta, zapatillas deportivas, calcetines, gayumbos, saco de dormir, gorra con visera.
- Toalla de gimnasio, bañador, chancletas, jabón/gel, cuchilla/espuma de afeitar, cepillo/pasta de dientes, desodorante.

Elementos personales:

- Credencial de peregrino, DNI, dinero, tarjeta de crédito, documentación sanitaria/recetas, móvil/cargador, cámara de fotos/cargador, papel/bolígrafo, botiquín personal, mechero, linterna, navaja.
- Detergente/cuerda/pinzas para ropa, papel higiénico/pañuelos de papel, bolsas de plástico.

Todos estos elementos, bien empaquetados y acomodados sobre la bicicleta, quedan de una manera bastante parecida a la que sale en la foto:






Para volver al índice de etapas, clicar AQUÍ
-

domingo, 22 de marzo de 2009

MONTE XALO -2-

-
(Clicar en cada imagen para ampliarla)

- Zona: Concellos de A Coruña, Arteixo, Culleredo, Cerceda y Laracha
- Longitud: 49 km. - Duración: 4 h. 35 min.
- Desnivel acumulado en subidas: 1.233 m. - Altitud máxima: 510 - Altitud mínima: 20
- Dificultad: 0 - 1 - 2 - 3 - 4 - 5 - E
- Para ver con Google Earth: clicar AQUÍ

- Lugares: 1. Rotonda de Someso - 2. Feáns - 3. Uxes - 4. Canzobre - 5. Bregua - 6. Boedo - 7. Peiro Alto - 8. Charca - 9. Gran Charca - 10. Monte Xalo (antenas) - 11. Rotonda - 12. Orro - 13. Residencia Siglo XXI - 14. S.C. Casino - 15. Cruce (desvío a Campus de Elviña)

- Comentario: Es uno de los recorridos más completos y exigentes que se pueden hacer por las proximidades de La Coruña. La primera parte, hasta iniciar en Peiro Alto la subida al Monte Xalo, se realiza por asfalto al igual que en el recorrido anterior -Monte Xalo 1- pero en este caso, a partir de Uxes no discurre por carretera sino por pistas asfaltadas y sin apenas tráfico, pasando por Canzobre y Boedo. El inicio de la subida a las antenas también es común, encontrándonos al final del tramo de pista asfaltada con fuertes pendientes. La diferencia está en que en este caso sobrepasamos los dos cruces en Y eligiendo siempre el ramal que sube por la derecha, que en ningún caso nos da respiro. Tras algo más de 2 km. de exigente subida, con pendientes que en algún caso superan el 20%, se llega a una zona intermedia a casi 400 m. de altitud, en la que alejándonos momentáneamente del objetivo, circulamos casi 1 km. sin apenas pendientes. Tras dejar una visible charca a la derecha, con un cambio de dirección volvemos a orientar nuestra marcha hacia las antenas, rodando por una pista bastante estropeada que avanza en sube y baja por toda la línea de alturas. Una vez en la cumbre, la bajada se hace por la pista más evidente hasta sobrepasar ambos núcleos de Peiro. El regreso, ya con las fuerzas más limitadas, todavía nos exigirá poner nuestra resistencia física a prueba al subir y bordear a media altura el alto de Bregua, por una pista bastante irregular que en época de lluvias se puede calificar como "interesante". Sobrepasado el núcleo de Orro nos queda todavía la subida al monte de La Zapateira, que comenzaremos en el cruce de la Metalúrgica. Atravesamos después por la pista que bordea el Campo de Golf hasta la Residencia Siglo XXI. El resto ya ha sido comentado en varias rutas anteriores por la misma zona. Es un recorrido para amantes de las pruebas duras. Para llegar "cansado pero contento".

- Imágenes:












Índice del resto de rutas en: rutasbicicoruna.blogspot.com
-

sábado, 21 de marzo de 2009

Solomillos en salsa de ciruelas

-
SOLOMILLOS EN SALSA DE CIRUELAS AL OPORTO

Ingredientes (para 4 personas):

- 800 grs. de solomillo de cerdo
- 1 cebolla mediana
- 100 grs. de ciruelas pasas (sin pepita)
- 2 dientes de ajo
- 1 vaso de vino de Oporto
- 1 vaso de leche
- aceite de oliva
- sal, pimienta, nuez moscada, agua

Elaboración:

Un rato antes, se cortan los solomillos en rodajas de unos 3 cm. de grosor y se salpimentan. Se pasan los trozos de carne por la plancha bien caliente, poco más de vuelta y vuelta, y se apartan a una cazuela.
Para hacer la salsa se emplea una sartén, donde se ponen a dorar los ajos en láminas sobre un fondo de aceite. Una vez van cogiendo color se echa la cebolla bien picada y se deja pochar a fuego medio durante unos minutos. Se añade el vino y se deja reducir. Se añaden las ciruelas, sal y un suspiro de nuez moscada. Sin parar de remover se añade la leche y un chorro de agua, la suficiente para conseguir el espesor deseado, dejando que se mezcle todo bien. Finalmente se apartan la mitad de las ciruelas del resto de la salsa, que se pasa ligeramente por la batidora hasta que quede homogénea.
Una vez terminada la salsa, se vierte a la cazuela junto con las ciruelas enteras, de forma que cubra medianamente la carne. Se deja un par de minutos a fuego medio, lo suficiente para que se mezclen los sabores, y se retira del fuego dejándolo reposar. Listo para servir, se puede acompañar de cualquier tipo de guarnición, pero le va especialmente bien el puré de patatas.

Resultado:

(En este caso lleva brócoli y patatas al vapor de guarnición)
-

viernes, 20 de marzo de 2009

FIESTAS POPULARES

-

Soy un tipo raro. Tengo que confesar que, aunque no soy contrario a ellas, no suelo participar en las fiestas populares. Me agobian. Normalmente procuro estar lejos del lugar donde se desarrollan, porque las considero como la manera que emplea la sociedad para ritualizar el exceso, sea éste del tipo que sea: exaltación de las tradiciones, manifestación religiosa, reunión gastronómica, conmemoración histórica o patronal...

Bajo la disculpa de que "estamos en fiestas" se permiten acciones y comportamientos que no se toleran fácilmente durante el resto del año; todo sea por pasarlo bien. Pero como tienen una ubicación concreta en el calendario y una duración limitada, las consecuencias posteriores se asumen con naturalidad como un mal necesario. Al fin y al cabo es una vez al año.


Reconozco que en una época de mi vida participé en ellas, más por experimentar la novedad que por sentirme integrado en el éxtasis colectivo. Siempre recordaré el momento que pasé junto a mi novia en las fallas, intentando acceder por una calle lateral a la Plaza del Ayuntamiento de Valencia en medio de la aglomeración... Durante un instante que se nos hizo interminable nos encontramos suspendidos en el aire, sin hacer pie, desplazándonos por la presión ejercida por la masa en lento movimiento... Lo pasé tan mal que no me quedaron ganas de repetirlo. No siento la necesidad. Prefiero mantener mis particulares equilibrios con el entorno. Aún así, comprendo las ganas de disfrutar y el ánimo con el que se toma la mayoría del personal este tipo de celebraciones, independientemente de la edad o del nivel social . Es una buena forma de romper con la rutina del día a día. No todo va a ser trabajar...

Lo que no acabo de entender del todo es la evolución imparable del fenómeno del botellón. Inicialmente lo consideraba como una manifestación espontánea provocada por la necesidad de relacionarse de una manera diferente, al mismo tiempo que una reacción al ambiente y a los precios impuestos por los bares de copas. Hasta aquí nada que objetar, en todo caso, un motivo de aplauso. Así era en sus inicios no tan lejanos en el tiempo.

Pero el modelo se ha extendido como una mancha de aceite y se ha generalizado hasta llegar a institucionalizarse. Se está convirtiendo en "la fiesta sin fin" en la que sólo participa gente de una determinada edad, mientras que el resto sólo la observa ajeno a ella o, en el peor de los casos, llega a padecerla como un auténtico calvario... de forma continua durante todo el año... varias veces por semana...

Cuando la fiesta de unos se desarrolla a costa del sufrimiento de los otros ya no es una fiesta de todos. Pierde toda su gracia. Sobre todo cuando la medida de la diversión se calibra en función de la cantidad de alcohol ingerido, o de la cantidad de gente reunida, o de la cantidad de basura que deliberadamente se ha tirado en la zona. ¡Ya la recogerán los de la limpieza! ¡La próxima, más grande y más sonada! ¡Macrobotellón!

(Campus de Elviña al amanecer del 20-3-09 tras la fiesta de "San Pepe")

Cuando la fiesta se convierte en un fin en sí mismo es que faltan otras expectativas mejores. Algo huele a decadente en todo esto...

-

martes, 17 de marzo de 2009

¡Por fin CENTENARIO!

-
Se dice por ahí que cuando los médicos desconocen las causas de una enfermedad suelen achacarla a un virus. Como suelen convencer fácilmente a su interlocutor, normalmente lego en la materia, los informáticos han copiado con éxito la misma fórmula: ¡Probablemente sea un virus! ¡La solución es formatear el disco Duro! Parecen ignorar que un ordenador se va "construyendo" cada día, que empezar de cero ocasiona multitud de trastornos, aparte de la información que forzosamente se pierde. Al menos a mí me ocasiona grandes dosis de estrés y unos cuantos "mosqueos", pero ya estoy viendo la luz al final del túnel.

Pues eso es lo que me acaba de suceder, y esa es la razón de este paréntesis de una semana que hoy se cierra. Ahora que vuelvo progresivamente a la normalidad puedo decir que ¡YA SOY CENTENARIO! ya que esta es mi entrada nº 100, que aunque "se hizo de rogar" ha llegado.

Y, hablando de centenarios... Un video para disfrutar:

video

(Aportación de Lola)
-

martes, 10 de marzo de 2009

ACLARANDO UNA DUDA

-
Conversación real entre dos Juramentados en un día de entrenamiento, después de más de 4 horas dando pedales por senderos, caminos y trochas de firme puñetero:

- P.: ¡Me duele un huevo!

- M.: ¿Te duele un huevo?... Pero... "Te duele un huevo" o ¡Te duele un huevo!

- P.: No, No... ¡Me duele un huevo!

- M.: ¡Vaya!... Mmmm... Pues eso puede ser grave...


(Si ya decía yo que era mucho más divertido subir al Monte Xalo en buena compañía que hacerlo solo)



Para volver al índice de etapas, clicar AQUÍ
-

lunes, 9 de marzo de 2009

CAMBIO DE RATING

-


(Aportación de Carlos C.A.)
-

sábado, 7 de marzo de 2009

ÁNIMAS EN CALMA

-


-

viernes, 6 de marzo de 2009

MORÁS-ALTO DE BREGUA-LA ZAPATEIRA

-
(Clicar en cada imagen para ampliarla)

- Zona: Concellos de A Coruña, Arteixo y Culleredo
- Longitud: 28 Km. - Duración: 3 h. 10 min.
- Desnivel acumulado en subidas: 721 m. - Altitud máxima: 274 - Altitud mínima: 38
- Dificultad: 0 - 1 - 2 - 3 - 4 - 5 - E
- Para ver con Google-Earth: clicar AQUÍ

- Lugares: 1. Rotonda Campus de Elviña - 2. Castro de Elviña - 3. Feáns (Centro Social) - 4. Novo Mesoiro - 5. Cruce Cortafuegos/Pista - 6. Sendero entre arbolado - 7. Circuito de Morás - 8. Morás - 9. Canzobre - 10. Alto de Bregua - 11. Orro - 12. Campo de Golf - 13. Residencia Siglo XXI - 14. S. C. Casino - 15. Cruce Carretera/Pista a Campus.

- Comentario: Recorrido difícil y exigente, para el que se requiere una buena dosis de técnica en el manejo de la bicicleta y cierta capacidad para la orientación. Discurre por zonas de bosque, con senderos y caminos complicados por su escasa viabilidad, con subidas y bajadas en las que hay que prestar una constante atención al terreno. Necesaria una buena condición física, ya que supone un auténtico rompepiernas en el que los descansos son escasos. El Alto de Bregua tiene una rampa con una pendiente superior al 20% y con un firme muy irregular, lo que con toda probabilidad nos obligará a echar pie a tierra. El último tramo atraviesa el monte de La Zapateira bordeando el Campo de Golf, itinerario ya conocido de recorridos anteriores. Recomendado para auténticos "sufridores de la bicicleta".

- Imágenes:












Indice del resto de rutas en: www.rutasbicicoruna.blogspot.com
-

jueves, 5 de marzo de 2009

Tras las Elecciones

-
¡Toc! ¡Toc!
...

¡Toc! ¡Toc!... ¡Ejem!... ¿Hay alguien?... ¿Se puede pasar?...
...

¡Ñiieeeeeec...! ¡Hola!... ¿Sí?... ¿No hay nadie?
...

¡Se han ido todos...! ¡Qué paz...! ¡Qué silencio...!
...

¡Ya me parecía raro que no se oyesen gritos ni insultos desde hace unos días!
...

¿Será que ya no pasa nada?



-

miércoles, 4 de marzo de 2009

VÍA LIBRE... ¡Adelante!

-
¡Mi más cordial enhorabuena! Por fin has triunfado en tu largo combate con la biofísica. Ya tienes un obstáculo menos en el camino hacia el objetivo que te propusiste siendo aún muy pequeña. Sabes que es muy importante tener sueños, pero que no pasarán de ahí sin "remangarse" y sin poner todos los medios para que se conviertan en realidad, lo que casi siempre requiere un gran esfuerzo. Por eso, más que de sueños yo prefiero hablar de proyectos.

Ya has aprendido que para profundizar...
...hay que meterse bajo el agua.



"Te deseo ánimo para acertar en la ruta por esos mares de Dios, pero siempre vigilando el horizonte, para que ningún pirata te tuerza el rumbo". A seguir...


-

lunes, 2 de marzo de 2009

Comparaciones ¿Odiosas?

-
Te puedes reir un rato, y si consigues sincronizarlos... ¡Te consagras!





La verdad es que "el nacho se lo ha currao"


-

domingo, 1 de marzo de 2009

Una cuestión de EQUILIBRIO

-

Se acerca el día y estamos entrando ya en la recta final de nuestro Plan de Entrenamiento, para el que inicialmente nos habíamos propuesto dedicar dos días a la semana (o al menos uno, para las ocasiones en que esto no fuese posible). Ha habido un poco de todo, incluso hemos tenido acompañantes circunstanciales que han disfrutado, o sufrido, con nuestros recorridos.

Unas veces por las adversas condiciones climáticas (hemos padecido casi dos meses seguidos de un tiempo de perros, temporales de viento incluidos), y otras por diversas circunstancias particulares, lo cierto es que los cinco principales implicados hemos coincidido juntos en contadas ocasiones. También ha habido sus más y sus menos en la elección de las rutas y, ya sea por quedarnos cortos o por pasarnos de la raya, el caso es que no siempre han contentado a todo el personal.

Hemos iniciado este proyecto con el afán de disfrutarlo todo lo posible, pero lo cierto es que no siempre tenemos ideas coincidentes sobre cómo hacerlo, ya que cada uno de nosotros disfruta a su manera. Y esto es algo que hemos de tener en mente para los días que nos quedan por compartir. En una empresa colectiva como la que ya estamos llevando a cabo, creo que deberíamos de tener siempre presente que si uno no disfruta, no disfrutamos todos.

Seguimos manteniendo la ilusión intacta, pero hay que trabajar para llegar a los Pirineos el primer día con ganas de coger la bicicleta. No conviene saturarnos. Quizá todo sea una cuestión de saber mantener el equilibrio... O acaso nos haga falta saber dar pequeños "regates" para retomar el rumbo adecuado con el que seguir adelante en cada momento...

-