sábado, 7 de marzo de 2009

ÁNIMAS EN CALMA

-


-

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Cuenta Homero que, con el mar totalmente calmo y Ulises amarrado al palo, éste se contorneaba y blasfemaba hasta el delirio.

E incluso el calmado Walt Whitman mezclaba sosiego con pasión, hojas de hierba y exaltados goces nocturnos.

Y el tranquilo "filósofo de la libertad" John Locke, mientras escribía su "ensayo sobre el entendimiento humano" compraba acciones de la Royal Africa Company, empresa que atrapaba esclavos en Africa y los vendía en América.

Y hasta Artabrón pretende sugerirnos tranquilidad... y acude a Mozart, quién por castigo de su libérrima libertad murió incomprendido y ahogado en deudas.

¿Y quién no ha visto a los llamados "moderados" sacar a pasear "a sus anchas", con inusitada fuerza, a la bestia que todos llevamos dentro?

... y es que las apariencias engañan. Yo, por si acaso, desconfío de esa absoluta tranquilidad y orden de tu fotografía...

JCVB

Miguel dijo...

Haces bien pequeño (o gran) saltamontes.

Sabes bien cómo se las gastan algunos cuando se les "inflama la vena" (grupo entre los que me siento orgulloso de contar).

Anónimo dijo...

me sorprendo con tu blog a la vuelta de un enlace fallido, desde hoy tienes un nuevo visitante. No fuí nunca muy de fotos pero me gustan con los post. Hay que pensar desde la más cruda realidad y eso lo necesitamos cada día.
Un saludo
Andrés

Miguel dijo...

¿Da Silva? ... Seas bienvenido.