domingo, 1 de marzo de 2009

Una cuestión de EQUILIBRIO

-

Se acerca el día y estamos entrando ya en la recta final de nuestro Plan de Entrenamiento, para el que inicialmente nos habíamos propuesto dedicar dos días a la semana (o al menos uno, para las ocasiones en que esto no fuese posible). Ha habido un poco de todo, incluso hemos tenido acompañantes circunstanciales que han disfrutado, o sufrido, con nuestros recorridos.

Unas veces por las adversas condiciones climáticas (hemos padecido casi dos meses seguidos de un tiempo de perros, temporales de viento incluidos), y otras por diversas circunstancias particulares, lo cierto es que los cinco principales implicados hemos coincidido juntos en contadas ocasiones. También ha habido sus más y sus menos en la elección de las rutas y, ya sea por quedarnos cortos o por pasarnos de la raya, el caso es que no siempre han contentado a todo el personal.

Hemos iniciado este proyecto con el afán de disfrutarlo todo lo posible, pero lo cierto es que no siempre tenemos ideas coincidentes sobre cómo hacerlo, ya que cada uno de nosotros disfruta a su manera. Y esto es algo que hemos de tener en mente para los días que nos quedan por compartir. En una empresa colectiva como la que ya estamos llevando a cabo, creo que deberíamos de tener siempre presente que si uno no disfruta, no disfrutamos todos.

Seguimos manteniendo la ilusión intacta, pero hay que trabajar para llegar a los Pirineos el primer día con ganas de coger la bicicleta. No conviene saturarnos. Quizá todo sea una cuestión de saber mantener el equilibrio... O acaso nos haga falta saber dar pequeños "regates" para retomar el rumbo adecuado con el que seguir adelante en cada momento...

-

1 comentario:

César dijo...

Estoy deacuerdo contigo.Pero confío en que estos días de entrenamiento y a veces diferentes puntos de vista nos sirvan para aprender y hacernos más fuertes como grupo . Y sobre todo tener claro que el día "D" parte un grupo de "juramentados" comprometidos en llevar a cabo esta empresa juntos y que la recompensa final no será tal si el resto de mis compañeros disfrutan menos que yo.
Por todo lo cual urge reunirse entorno a unas galimbas y empezar a pensar como uno , un solo grupo.
Hasta la victoria siempre , JURAMENTADOS ¡¡¡¡¡¡¡