domingo, 15 de febrero de 2009

Potros Salvajes

-

-

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Quién cabalgara el caballo
de espuma azul de la mar!
De un salto,
¡quién cabalgara la mar!
¡Viento, arráncame la ropa!
¡Tírala, viento, a la mar!
De un salto,
quiero cabalgar la mar.
¡Amárrame a tus cabellos,
crin de los vientos del mar!
De un salto,
quiero ganarme la mar.

Hoy empiezo "cultureta", pero es que el poema de Alberti es precioso, mejor que "a cabalgar" (me parece a mí). Y también es muy buena la película de Silverstein "un hombre llamado caballo"... y también tu fotografía en un entorno gallego(?) y con ecos musicales "que parecen salir de la tierra".

Pero a pesar de todo eso, siempre con Silvio:
"..a caballo se saltan los broches
a caballo se alumbra la noche
a caballo el amor
a caballo bañado en sudor
a caballo llegamos al vicio
y juro que no es sacrificio..."

En fin, Artabrón, tú (y yo) lo has querido.

JCVB

Carmen Martínez Torrón dijo...

Bueno, bueno, bueno.. ¡¡qué sorpresa!!
Muchísimas gracias por pasar por mi blog!qué ilusión.. !
Pues si, desde hace 4 años mi hobby es la fotografía, (en la facultad solo hacía fotos en la cafetería, jajajaja).. y la verdad es que no me ha dado más que alegrías. Es una gozada poder compartir la afición con un montón de gente, y haber conocido a otra tanta por medio de ella.
Ojalá que puedas pasarte por la expo, está en el primer piso de la Cafetería Macondo desde el 13 de Febrero hasta el 13 de Marzo.
Si tienes un huequecillo acércate por allí, a ver si coincidimos y te invito a un coffe, vale???
Muchos besos.

Carmen.

Miguel dijo...

¡Joder, qué amigos tengo!¡Vaya horas!
Si, el entorno es Gallego.
Mirador de Carnota.

.../...

Allí nos veremos, Superk.

Nando dijo...

Pero que les estarías contando a los caballos para que estuvieran tan ensimismados, ¿no serían tus reflexiones del 2002 ...? no puede ser, seguramente les hablastes de tus sueños a la sombra de la Torre de Hércules y de tus batallas con Gerión. Me tienes verdaderamente sorprendido. Tu vales mucho
Ey Carballeira
Tenemos lo que nos merecemos