miércoles, 10 de diciembre de 2008

Las ventajas del patrimonio histórico


.
Últimamente andamos por Coruña entusiasmados con nuestro patrimonio.
.
El hecho es que hace ya más de dos años comenzó la excavación de un aparcamiento subterráneo en una zona de paseo ganada progresivamente al mar, situada entre la Ciudad Vieja y la dársena de La Marina, que viene siendo uno de los lugares más visitados y paseados de la ciudad.
.
Excavando, excavando... fueron apareciendo una serie de piedras con formas bien definidas que no parecían haber sido colocadas aleatoriamente por la Madre Naturaleza, sino que, al respetar unas alineaciones y una superposición vertical muy concretas, parecían más bien puestas allí por voluntad humana.
.
Ante la sorpresa del hallazgo, que cogió sin previo aviso a las fuerzas vivas de la ciudad, fue requerida la sabia y preceptiva intervención de la Dirección Xeral de Patrimonio de la Xunta de Galicia que, tras árduas, laboriosas y concienzudas investigaciones, determinó que se trataba de las obras de cimentación de un baluarte, realizado en el siglo XVIII como parte de un proyecto de muralla defensiva exterior a la Ciudad Vieja, y dictaminó que su conservación era de vital importancia, cual si del Partenón griego se tratase, dejando en el alero la construcción del esperado aparcamiento.
.
Informaciones posteriores revelan al conocimiento público que tal proyecto de muralla nunca llegó a rematarse, ni por tanto, a realizar función alguna. Por ello, a lo largo del siglo XX, con la expansión de la ciudad, fue cubierto de tierra, hormigón y asfalto, quedando en el olvido. Se desconoce si alguna entidad, organismo o particular lo echaron alguna vez en falta, aunque no lo parece. A pesar de todo, la decisión de Patrimonio, avalada por la Consellería de Cultura, parece inamovible: Que se conserven los restos hallados en su actual ubicación como elemento valioso de nuestra historia. Algo así como el magnífico vestigio de las mismas murallas que se encuentra restaurado justo al pie de la antigua casa de Alfonso Molina en Puerta Real. Digno de ver.
.
Ante esta coyuntura, vecinos, Ayuntamiento, Autoridad Portuaria, empresa constructora y adjudicataria, y varias decenas de curiosos, se llevan las manos a la cabeza. Imaginen la situación de cada uno de estos grupos, que puede llegar a ser desde cómica hasta trágica. ¿Qué pasará ahora con el tantas veces postergado proyecto de Peatonalización y Rehabilitación Integral de la Ciudad Vieja? Este proyecto depende en gran medida de la ejecución de éste y de otros aparcamientos que permitan eliminar el tráfico del interior de la zona, ésta sí, auténtica joya patrimonial que merece ser conservada y disfrutada por todos los coruñeses, y que vuelve a quedar escondido en su carpeta.
.
Se producen reuniones, análisis, debates, comentarios, ruedas de prensa... Se presentan varias soluciones alternativas, pero... la decisión de los técnicos de Patrimonio permanece firme. Ya se sabe, para personas de tan elevado criterio como los componentes de esta Dirección Xeral, las posibilidades de mejora de las condiciones de vida de los ciudadanos (siempre tan apegados éstos a las cuestiones materiales) pasan a un segundo plano cuando se trata de anteponerlas al valiosísimo patrimonio descubierto; que nos pertenece a todos, pero sobre el que deciden ellos.
.
... ¡Y así andamos!... Con El Parrote horadado como un queso gruyère, las obras paradas hasta nuevo aviso, la zona cortada al tráfico de manera indefinida... Pero, eso sí, en adelante podremos disfrutar con todo derecho de nuestro patrimonio recién descubierto.
.
Es como disfrutar de una cuantiosa deuda que nos hubiesen dejado oculta nuestros antepasados y que apareciese por sorpresa: empezamos a pagarla ahora y seguirán pagándola las generaciones venideras... y, ¡Ojo a la indemnización que puede exigir la empresa adjudicataria del aparcamiento; esa, ... también la disfrutaremos entre todos.
.
¡Bendito Patrimonio!

5 comentarios:

supermitocondria dijo...

Essso!!!
Dalles "caña" a os de Patrimonio!!!! Moi ben.

Miguel dijo...

No tenía ni idea. Habrá que pasar a echar una ojeada...

Anónimo dijo...

Que razón tienes querido Miguel.Pero ya sabes que las cosas de palacio van despacio.Bueno eso depende del señorito de turno.Prueba de ello lo tenemos justo enfrente,el ilustrisimo paco vazquez.Bueno lo puse sin mayúsculas a posta.Esto todo lo pagan los de siempre,los de a pie.Y ahora no toca hablar de eso que estamos en navidad dirá alguien.
Un saludo a todos los chuzaz que leen este blog.

Alberto dijo...

¡Vaya! Casí parece que la mano de "Gallardón" también a llegado por allí.
En Madrid ahí mil obras así, empiezan a hacer algo y luego nunca lo terminan o sí lo terminan es chapuceramente y por temas políticos, que luego así pasa que se inundan túneles y nadie sabe decir porque (véase: Túneles de la M-30).
En vuestro caso es por un "monumento histórico" pero bueno estáis igual de 'fodidos' (no sé si en galego se decía así). Al menos os queda el consuelo de pensar que a lo mejor la buena gente del siglo XVIII también estuvieron igual de 'contentos', al ver que su tan esperado muro nunca se terminaba de construir..

Salu2!

Miguel dijo...

Alberto, je te remercie de tes commentaires. Tu es le meilleur de mes supporters. Je pense que mon blog est pour toi une autre façon de t´approcher de ta famille et de l´Espagne, aujoud´hui un peu lointaines. Ça me donne du courage pour continuer. J´essairai de l´introduire quelques bonnes surprises. À bientôt.